Percusión para fiestas de moros y cristianos, boatos y capitanías

Percusión, dulzainas y metales

Un grupo de percusión, dulzainas y metales es una de las mejores opciones musicales para unas fiestas de moros y cristianos.

Dentro del variado mundo musical que suponen las fiestas de moros y cristianos podemos encontrar propuestas de todo tipo, siendo lo más habitual las bandas de música convencionales y desde hace ya bastantes años los grupos de percusión y dulzainas, también conocidos como “collas”. A este último tipo se les suele añadir últimamente un número variable de instrumentos de viento metal, complementando el sonido de las dulzainas y acercándolos al sonido de las bandas de música, con la diferencia de que hay más presencia de instrumentos de percusión.

Por lo general, la sección de percusión de un grupo de dulzainas y percusión suele estar formada por el tradicional combo de timbales,  platos, caja y bombo (que en la mayoría de las ocasiones es un bombo de concierto de entre 30″ y 40″), y una sección de “pequeña percusión”, normalmente formada por panderos, panderetas, cajas chinas y cascabeles. Esta sería la formación más básica o “tradicional”. En Tambores & Cía además añadimos otros instrumentos como cencerros, darbukas, djembes, campanas, toms o surdos, que amplían la variedad sonora y nos permiten crear arreglos rítmicos más ricos para las piezas que interpretamos.

En cuanto a las dulzainas, en un grupo digamos de tamaño medio, el número puede ser de entre 10 y 12 divididas en dos o tres voces dependiendo de la pieza que se interprete. La cantidad de dulzainas debe estar en proporción a la percusión que lleve el grupo, teniendo en cuenta sobre todo los instrumentos de mayor volumen sonoro. En ocasiones, para interpretar determinadas piezas de marcha cristiana, es posible complementar las dulzainas con gaitas o instrumentos similares como el sac de gemecs, típico de la zona de Cataluña.

Por lo que respecta a metales la formación básica incluye trompeta, trombón, trompa y tuba, a los que también se puede añadir bombardino. Estos instrumentos se presentarán en número y proporción variable dependiendo de las necesidades de las obras que se toque y, lógicamente, del número de dulzainas a las que acompañen para que el sonido esté equilibrado. La función de los metales en un grupo de percusión, dulzainas y metales es generalmente de acompañamiento, no suelen tener papeles de melodía principal, que quedan reservados a las dulzainas.

En Tambores & Cía te ofrecemos un grupo de percusión pensado para fiestas de moros y cristianos, y al que podemos sumarle dulzainas y metales. Balantala, que así se llama esta propuesta, es un grupo versátil y adaptable a cualquier necesidad siendo más o menos numeroso en función de lo que nos pida el cliente, pudiendo llegar hasta 50 percusionistas. Si quieres más información no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos.

VÍDEOS DE NUESTRA PERCUSIÓN PARA FIESTAS DE MOROS Y CRISTIANOS

Balantala - Grupo de percusión para fiestas de moros y cristianos

 

Versión en valenciano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.